Uncategorized

¿Por qué no sanamos algunas enfermedades?

¿Por qué
no sanamos algunas enfermedades?
Las horas que paso experimentando con la Tabla de sanación con Energía
Taquiónica piramidal, me permiten continuar sanando a mi cuerpo de algunos
desequilibrios que aún persisten, antes enfermedades,
enfermedades-chakrasExperimento plenamente la entrada y distribución de la Energía Taquiónica
por chacras, y a través del cuerpo, así como también las que penetran a través
de nuevos canales energéticos que se abren constantemente, sobre todo en los
pies.
Pero lo más importante que vengo experimentando hace tiempo es la salida de
la energía usada o “basura”, que es desplazada por la nueva, que
nadie habla de su existencia y sobretodo de las consecuencias.
 He descubierto que gran parte de esa
energía “basura” queda acumulada en diferentes partes de nuestro
organismo, y que impregna no sólo los órganos enfermos, sino áreas más amplias,
piel y huesos de las manos, y rincones, que quedan de por vida, y en los huesos,
huecos y en lugares inimaginables. Esto impide limpiarnos de esas energías y de
las enfermedades,
aunque tengamos actividad física. Ahí radica el secreto de la reiniciación de enfermedades.
Cuando inicié el contacto con la naturaleza en Uruguay hace  11 años,
lo hice con algo de actividad física rural, y pronto empecé a sufrir los
mayores picores de mi vida, estrictamente en la planta de los pies.
enfermedades-los piesEran terribles, constantes y duraderos, que me obligaban a rascarme con
objetos duros, ya que me dañaba uñas y dedos. Y me salían ampollas de 2 a 4
centímetros cuadrados, llenas de un líquido viscoso. Pronto las pinché y saqué
el líquido, secando en pocos días.
Con los años las enfermedades de mis pies aminoraron
y me olvidé temporalmente de ellos. Después de sanarme integralmente y apertura
de nuevos canales energéticos, empezaron de nuevo los picores.
Ya apenas en la planta de los pies, se desplazaron al perímetro y parte
superior, desde las uñas a los tobillos, y más arriba, He podido comprobar que
esta energía tiene impregnada toda la parte ósea. La explicación es que he sido
pies planos hasta la vejez, con problemas de columna.
Cuando me arrasco desesperadamente haciéndome sangre a veces, de inmediato
me pica la cabeza, pues son los extremos de todos los canales energéticos, y a
veces en zonas intermedias. Cuando se renueva la energía, cambia la textura de
la piel y su color, y los pies que hace años estaban como botas, han quedado
delgados y estilizados, como el resto del cuerpo. Este sistema purifica de toda clase de impurezas.
Gran parte de esas malas energías, me ha salido por la zona de la paletilla
izquierda y la columna, a la misma altura. Posiblemente parte de esas energías
ya fueran heredadas, y las que se formaron no sólo con los alimentos, bebidas,
estrés y demás, sino con los pensamientos inadecuados, pues todo suma.
Espero que pronto mi cuerpo quede reciclado, tras años de liberación
continua. La Sanación que practico me demuestra que es la única forma ecológica
de sanar integralmente, evitando recaídas.

Sígueme, te ayudaré a sanar si es ése tu
deseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *